El Monumento à los Fallecidos

Una obra mayor de Gustave Violet

Inaugurado en 1924, el impresionante monumento a los fallecidos, obra de Gustave Violet, rinde homenaje a los perpiñaneses caídos durante la guerra de 1914-1918. El bajorrelieve central evoca el luto y las figuras de la parte baja representan a los miembros de la sociedad rosellonesa de entonces: el pastor, el pescador, la hortelana. Una gran Victoria alada se sitúa al fondo. Rodeados de rejas y de estelas con mosaicos, estaba dotado, por ambos lados, de rejas monumentales de hierro forjado que permitían acceder al jardín.

Type de patrimoine : 
Patrimoine civil et militaire
Période : 
Epoque contemporaine
Quartier : 
Enceintes et nouveaux boulevards
Voir tous les :